La mutación Neomura

Ciencia, tecnología y espiritualidad para la nueva especie.

El Método Abramovic

El Método Abramovic consiste, básicamente, en una preparación física y mental que asegura que, a través de movimientos surrealistas y técnicas de respiración, los que lo practican obtienen por resultado una experiencia espiritual fuera de lo común…

Leer más en:

La voz

Acerca de Mario Rovetto

Mario vive con inusitada intensidad. Para algunos confuso e inestable; para quienes lo conocemos, un buscador incansable. Ha trabajado como repartidor de soda, verdulero, camarero y administrativo. Fue detective, parapsicólogo, redactor creativo y publicista. Ha vendido por las calles objetos innumerables, durante varios años asistió como enfermero a pacientes terminales y hasta tuvo una ultra-micro-empresa de enfermería a domicilio. Desde la primera adolescencia incursionó en lo espiritual. Fue seminarista católico y después de abandonar, participa activamente durante veinte años, en grupos más o menos esotéricos, que se guiaban por las enseñanzas de G. Gurdjieff, Carlos Castaneda y Silo. Investigó entretanto algo del Budismo, el Advaíta Vedanta y la vertiente sufí del Islam. Asimismo efectuó abundantes lecturas sobre el Hinduísmo y la sicología evolutiva. En algún momento de ese extenso período inició estudios de periodismo y también incursionó como militante político en la línea del Nuevo Humanismo. Formó diversos y fallidos equipos de trabajo interior que trataba infructuosamente de orientar. Como dijo una vez: "Es difícil orientar a la gente cuando uno mismo no sabe hacia donde dirigirse". Poco hacía del cambio de siglo cuando desencantado de todo, pero sobre todo de sí mismo, abraza nuevamente la fe de su infancia, en su vertiente hesicasta. Publica entonces un libro, numerosos artículos y administra varias webs impulsando el ideal monástico. Finalmente incursiona él mismo como monje contemplativo y logra luego iniciar una nueva fraternidad, igualmente malograda como era previsible. A pesar de todo, el tiempo pareció alcanzarle para tener cuatro hijos de tres parejas diferentes y por lo que sé ni ellas ni ellos le han quitado el saludo. Mario Rovetto vive en Córdoba, Argentina y tiene 48 años. Escribe actualmente a tiempo completo, dedicado a encontrar significado detrás o adelante de tan polifacéticas experiencias; relatos breves, ensayos, haikus y hasta alguna novela corta salen de su pluma, -tiene roto el teclado- en pos del encuentro con aquello que siempre ha buscado y si fuera posible con algo de dinero. Nada mejor para definir a Mario que la frase de su célebre compatriota, Jorge Luis Borges: "Si de algo soy rico es de perplejidades y no de certezas".

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 9 agosto, 2013 por en Abramovic method, Espiritualidad y etiquetada con , , , .
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 279 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: